En redes sociales circuló la imagen de un perrito que aprovechó el momento de la rapiña en protesta por el gasolinazo, para tomar con el hocico una bolsa de frituras, en Quintana Roo. Ahora ya sabemos que se llama Max y que vive en la colonia Nueva Generación, en Chetumal.

 

 

En medio de las protestas por el aumento a las gasolinas, Max a quien han llamado El Saqueadorcito, fue captado por una persona justo cuando llevaba el botín. La imagen ha causado gran sensación entre los internautas.

 

Foto tomada de redes sociales

 

De acuerdo con el medio Línea De Fuego Chetumal a Max le gusta pasear en las calles y que a pesar del ruido en el momento de los saqueos jamás se asustó.

 

 

(Con información de Tribuna Campeche)

 

Back To Top